Prima en función de un préstamo

Se paga una prima, similar a la de un seguro de coche o de vida, en función del crédito solicitado.

Uno de cada cuatro españoles paga actualmente una hipoteca para comprarse un piso. Una pesada carga en forma de letra que deben satisfacer cada mes o trimestre.

Con la subida de las cifras del paro en los últimos meses y el aumento de la morosidad bancaria, varias entidades financieras han creado los llamados seguros de amortización.

Su mecánica es sencilla: se paga una prima, similar a la de un seguro de coche o seguros de vida, en función del crédito que se haya solicitado con este CreditoVictoria.

En caso de que el cliente pierda su empleo, con este seguro podrá pagar durante varios meses las letras de su hipoteca sin que el banco le embargue ni pase a engrosar la lista de registros de morosos financieros.

Esta entidad también ofrece la ventaja de poder aplazar, sin costo alguno, dos cuotas mensuales del crédito hipotecario por año con un límite de diez cuotas a lo largo de toda la vida de la hipoteca.

Antes de firmar su contrato de hipoteca, pregunte a su banco o caja habitual si disponen de este tipo de seguros y solicite por escrito, no sólo de palabra, su costo y los servicios que ofrece. Asegúrese de que el pago del seguro puede hacerlo en varios meses y no de una sola vez.

Compruebe también que la entidad no le exige haber trabajado o estar cotizando durante un número determinado de meses antes de firmar el préstamo.

Debe quedar claro el límite temporal de meses que el seguro cubrirá el pago de la hipoteca, y si son continuos o alternos.

Asimismo, es conveniente preguntar si existe algún tipo de límite a lo largo de la vida de la hipoteca.

Al cubrir este tipo de seguros también el fallecimiento y la incapacidad absoluta del cliente que firma el crédito, hay que asegurarse de que no existe ningún tipo de excepciones ni en edades ni en las causas de muerte o enfermedad.